El talón de Aquiles de nuestra economía es la baja productividad. Afortunadamente, tecnologías como el Business intelligence pueden ayudarnos a aumentar nuestra productividad personal pero también la de todo nuestro equipo y empresa.

Entre los conceptos básicos, podemos definir a la productividad laboral o productividad por hora trabajada como el aumento o disminución de los rendimientos en función del trabajo necesario para el producto inicial” (1) y podemos incluir también los servicios prestados.

En este sentido, la Organización Mundial del Trabajo (OIT) determina que la productividad laboral es un importante indicador económico que está estrechamente vinculado al crecimiento económico, la competitividad y el nivel de vida dentro de una economía.

Desafortunadamente, en España, la baja productividad frena el progreso de la economía de este país en el que el 95% de las empresas españolas son micropymes (menos de 10 empleados) según según explica la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) (2).

Concretamente, Eurostat, en su estudio de “Productividad laboral real por persona empleada” determina que España no sólo está por debajo de la media Europea si no que suspenda y está en parámetros negativos con un -0,1. (3)(4). Es decir, necesitamos más horas de trabajo para realizar un mismo trabajo en comparación con el resto de países.

Entre las causas, los expertos apuntan a la falta de transformación digital de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) que conforman más del 95% del tejido empresarial de este país.

Las PYMES invierten gran parte de su tiempo en tareas administrativas, en lugar de estar realizando una mejor gestión del tiempo productivo de los empleados durante la jornada laboral y poder atender a más clientes.

A continuación veremos cómo la tecnología de Business Intelligence puede ayudarnos a mejorar nuestra productividad personal, la del equipo y de nuestra empresa:

Planificación jornada laboral: planifica las jornadas de trabajo de una forma inteligente alineando tus recursos disponibles, equipos, y las necesidades reales de tu empresa.Con la ayuda del Business Intelligence podrás realizarlo para poder sacar el máximo provecho de cada día de trabajo.

Oficina digitalizada: reduce el tiempo que tu equipo destina a rellenar partes de trabajo. Con una herramienta de Business Intelligence podrás proceder a la digitalización de las tareas para que el cliente de su conformidad del trabajo realizado y automáticamente se actualicen estos datos en vuestra oficina central. De una parte reduces el tiempo que tu equipo destina a tareas administrativas y pueden estar más tiempo atendiendo a más trabajos y a más clientes, lo que puede ayudarte a mejorar la productividad de tu empresa.

Registro obligatorio de las horas trabajadas: realiza el control obligatorio de forma sencilla, rápida desde los propios móviles de tu equipo en movilidad. Tan sencillo como realizarlo desde una app y tener todos los datos disponibles de forma automatizada. Almacena automáticamente esta información y tenla siempre disponible como establece la actual normativa de obligado cumplimiento.

Agilidad en las comunicaciones: envía y recibe mensajes a tu equipo de una forma inmediata. Sin necesidad de largas conversaciones telefónicas podrás informales sobre nuevos trabajos, incidencias, o cualquier información importante. Asimismo, tu equipo podrá contactarte con agilidad y mantener el buen ritmo de trabajo.

Análisis de Big Data de tu empresa: desde el tiempo de parada, al tiempo del motor en funcionamientos, o de las rutas realizadas, entre otros. Son datos valiosos que pueden ser analizados por una herramienta de Business Intelligence para poder ayudarte a la toma de decisiones así como para anticipar futuros escenarios que puedan ayudar a mejorar los resultados de una empresa.

Monitorización de consumos de combustible: mide el consumo de carburante de todos los vehículos de tu empresa. Identifica aquellas áreas menos eficientes, así como cualquier mala práctica al volante como: frenadas bruscas, velocidad excesiva, excesivo tiempo del motor al ralentí, entre otras. Un mal estilo de conducción que puede estar incrementando tu consumo de combustible innecesariamente.

El futuro de la productividad personal de la mano del Business Intelligence

La implementación de herramientas de Business Intelligence como la telemática suele ser bastante lenta por parte de las PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas). Sin embargo, las empresas más grandes han adoptado esta tecnología como una herramienta que les facilita su día a día en el trabajo.

Muchas de las pequeñas empresas piensan erróneamente que este tipo de tecnología es para empresas más grandes pero son, precisamente, las pequeñas empresas las que más necesitan sacar mayor provecho a sus recursos y equipos.

Son muchas las empresas que tras implementar tecnologías de Business Intelligence como la telemática han conseguido reducir su consumo de combustible, mejorar su productividad, o reducir los gastos de sus vehículos.

Es por ello, que aunque la implementación de la tecnología de Business Intelligence sea lenta, al menos, es constante. Asimismo, la previsión de crecimiento refleja que cada vez más empresas van a utilizar esta herramienta inteligente para mejorar sus resultados.
Lo que parece claro es que el futuro tanto de la productividad personal como de la productividad de las empresas va de la mano de tecnologías como el Business Intelligence.

Consigue tu Presupuesto Gratis
Descubre cómo el sistema de gestión de flotas de Movildata puede ayudarte a sacar el máximo rendimiento de tu flota.