El diésel sigue siendo en rey de los carburantes en España. Solo en 2019, el parque de vehículos español contaba con más de 18 millones de vehículos que utilizan el diésel como combustible (1). Además, parece que su legado se perpetúa en nuestro país al no prohibir el Gobierno la venta de coches diésel en 2040 como todo parecía apuntar en la Ley de Cambio Climático.

No solo en España, si no que en Europa, el diésel, perpetúa su posición, eso sí, por debajo de los coches de gasolina que es la que lidera el mercado. Pero, continúa siendo la segunda fuente de combustible europeo. Solo en el primer trimestre de 2020, las matriculaciones de nuevos vehículos alcanzaron casi un 30% según la Asociación Manufacturera Automovilística Europea (ACEA)(2).

Además, el tipo de vehículos diésel en España tiene especial importancia para sectores como el transporte por carretera, el transporte de pasajeros, la distribución, logística y maquinaria agrícola o de la construcción.

En detalle, el parque automovilístico español muestra esa preponderancia y futuro de los coches con motores diésel a los motores de gasolina. Más concretamente, en España en 2019 se contaba con un total de más de 2,4 millones de camiones. Algo más de 2 millones de furgonetas, más de 61.000 autobuses y más de 13 millones de turismos y todos ellos se mueven con diésel según apunta la DGT (3).

Además, en España cada año se ratifica que se matriculan más vehículos diésel que de cualquier otro tipo de combustible como los vehículos eléctricos que representan un tímido 1,3 % en el parque nacional.

Por otra parte, el mercado de vehículos híbridos enchufables o que se mueven con combustibles alternativos son una minoría que en los países de la Unión Europea. Los coches eléctricos representan un 6,8% e los nuevos vehículos matriculados en el primer trimestre de 2010. Los coches híbridos representan el 9,4% y el del segmento de combustibles alternativos representa un 1,6%.

¿Por qué los motores diésel siguen siendo una opción?

Muchas son las causas a las que se apunta por las que los vehículos diésel siguen dominando el mercado.

Mayor durabilidad y menor desgaste del motor: Entre algunas de ellas, encontramos una mayor durabilidad de los motores diésel frente a los gasolina debido en gran parte a que el proceso de combustión del motor es por aire lo que implica un menor desgaste y una mayor capacidad de aguante .

Más kilómetros por recorrer que con un motor gasolina: la eficiencia energética del motor diésel hace que puede recorrer más del doble de kilómetros que un vehículo gasolina con la misma cantidad de combustible. Con lo importante que es el gasto de combustible ésta sigue siendo una de las principales ventajas a la hora de decantarse por este tipo de motor.

Fiabilidad: los motores diésel tienen asociada la connotación de ser robustos y muy fiables. Asimismo, su uso generalizado en maquinaria pesado que quiere de gran potencia, durabilidad y capacidad de arrastre han hecho que perpetúen su reputación de motores de grandes

¿Cuáles son las desventajas de los motores diésel?

Mantenimientos más frecuentes. Los motores diésel requieren de un mayor número de mantenimientos preventivos para evitar que las emisiones de CO2 y de óxidos de nitrógeno nox se emitan a la atmósfera al tener un gran potencial contaminante.

Mayor peso. Los motores diésel suelen ser más pesados que los motores de gasolina pero su mayor potencia hace que esta particularidad se pueda contrarrestar.
Mayor ruido del motor. A pesar del avance de I+D +i en el desarrollo de los fabricantes de vehículos de la Unión Europea, los motores diésel continúan siendo más ruidosos que los motores gasolina.

Reparaciones más costosas. Si bien las piezas y la mano de obra necesaria para reparar un motor diésel son más costosas es menos probable que sea necesario cambiarlas ya que su durabilidad y mantenimientos frecuentes contribuyen a reducir el riesgo de roturas.

Las emisiones de CO2 y las emisiones de nox en la atmósfera

Los motores diésel siguen tenían grandes retos en cuanto a las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.Y es que, cada vez que un litro de gasóleo se quema en el motor, por el tubo de escape salen 2,6 kg de CO2 (3) .

A pesar de existir una creciente preocupación por el cambio climático y por los niveles de emisiones de CO2 de los coches a la atmósfera, la realidad del mercado dista mucho de la adopción de otro tipo de vehículos más “verdes”.

La Unión Europea ha establecido una agenda para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera estableciendo límites para 2020 y para 2030 de reducción de gases contaminantes a la atmósfera.

En muchos países de la Unión Europea tienen sus propias agendas para intentar reducir dichas emisiones y cumplir con lo establecido por el organismo europeo. Si bien una de las iniciativas es potenciar otras fuentes de combustible menos contaminantes como los vehículos eléctricos o los híbridos pero aún no tienen tanta aceptación por parte del consumidor final acostumbrado a los motores gasolina y diésel.

El futuro de la industria automovilística evoluciona a pasos agigantados, como el del control de flotas, y ya comenzamos a observar algunas tendencias que indican el uso de motores eléctricos pero aún queda muy lejos del predominio del diésel en nuestro país y en toda Europa.

Consigue tu Presupuesto Gratis
Descubre cómo el sistema de gestión de flotas de Movildata puede ayudarte a sacar el máximo rendimiento de tu flota.